627 637 962 |      masiatousclimbing@outlook.com      |      ¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Actualmente, la escalada engloba distintas diciplinas y modalidades. En la iniciación a la escalada puede resultar un poco complicado conocerlas y saber en qué se diferencian. No obstante, es esencial diferenciarlas para saber por cuál decantarse.

Las distinciones pueden hacerse en función de la metodología, del medio en el que se realiza, de la inclinación de la pared, etc. Puesto que hay tantas formas de clasificarlas, nosotros nos vamos a centrar en la clasificación en función del medio en el que se realicen. Así que, ¡no te muevas que empezamos!

Tipos de escalada según donde se practique

La escalada se puede practicar en distintos lugares, con características diferentes y necesidades específicas. Vamos a verlo.

Escalada en roca

Es el tipo de escalada que se practica en un entorno natural, sobre roca. En función de los minerales que compongan dicha roca, ésta tendrá unas cualidades al tacto y una adherencia distintas. Por lo general cada roca presenta características diferentes según su composición, el entorno y el clima.

Este tipo de escalda es un deporte exigente tanto física como mentalmente, y a menudo pone a prueba la fuerza, la resistencia, la agilidad, el equilibrio y, por supuesto, el control mental del escalador. Dentro de la escalada en roca existen distintas disciplinas como el Top Rope o el Psicobloc, pero independientemente del tipo, siempre es preciso contar con un equipamiento adecuado y conocer las técnicas necesarias para ascender son seguridad.

Escalada en hielo

Como su nombre indica, se realiza sobre una superficie helada, que puede ser una pared glacial, una cascada congelada, una columna o un corredor o camino cubierto de hielo. Este tipo de escalada requiere de un material especial para avanzar, como los crampones y los piolets técnicos, entre otros. Aquí tiene especial importancia la ropa del escalador, ya que debe proteger del frío y de la humedad, a la vez que deja transpirar.

Para asegurarse, los escaladores colocan distintos seguros a medida en que avanzan, los cuales pueden ser atornillados o empotrados en el hielo. La escalada en hielo no es el tipo más recomendado para la iniciación a la escalada, ya que es especialmente más peligrosa que el resto de modalidades. La dificultad vendrá marcada por la inclinación de la pared y la dureza de la nieve o hielo. El escalador debe tener experiencia en los distintos tipos de hielo y nieve, y en cómo reaccionar antes posibles accidentes y adversidades.

Escalada mixta

Esta variante de la escalada combina distintas modalidades: escalada en roca y escalada en nieve o hielo.

Vías Ferratas

Las vías ferratas son recorridos equipados con toda una variedad de elementos metálicos (grapas, vástagos, cadenas, sirgas, paraboles, puentes de cable…) que nos permiten progresar por una pared y a la vez permanecer asegurados en todo momento. Se trata de una forma técnicamente sencilla, aunque puede ser muy exigente físicamente, prácticamente cualquier persona en buena forma física y con un mínimo de conocimientos puede practicar este tipo de escalada. Po eso puede ser una buena opción para la iniciación a la escalada si quieres empezar conquistando las alturas.

En cualquier caso, de todo el equipo necesario para una ferrata, el único elemento que es exclusivo de esta actividad es el dispositivo asegurador. Este consiste en un anillo de cinta que se fija al anillo ventral del arnés y del que parten dos cabos rematados por grandes mosquetones de apertura rápida. Ambos cabos deben ir anclados en todo momento a los elementos fijos instalados en la pared, bien sean las grapas que utilizamos para subir, bien sea la sirga que hace de línea de vida. Se trata de un sistema redundante: cuando soltamos un cabo para fijarlo más arriba permanecemos asegurados por el otro de manera que siempre estamos unidos a la pared con al menos un mosquetón.

Escalada urbana

Es la escalada realizada sobre cualquier estructura outdoor en una ciudad. Es decir, puede realizarse en edificios, muros, monumentos, puentes, túneles y zonas habilitadas o rocódromos urbanos. Aunque la más conocida es la escalada en solo integral de grandes edificios, el boulder urbano es una tendencia a tener en cuenta; incluso como parte integrada del Parkour.

Escalada en rocódromos o indoor

El crecimiento del número de rocódromo urbanos está siendo la mayor novedad de los últimos años. Los gimnasios de escalada surgieron como un lugar donde entrenar para escalar en roca. Pero esto ha cambiado. Aunque sigue siendo la puerta de entrada de muchos escaladores de roca, hoy día la escalada en rocódromos es una práctica deportiva con personalidad propia. Ha crecido, sabiendo explotar sus ventajas frente a la escalada en roca.

Unas instalaciones que reducen el riesgo de lesión junto a unas presas de resina sintética, cada vez más ergonómicas y menos lesivas para los dedos, con muchísimas posibilidades, permiten diseñar bloques con pasos más atléticos y gimnásticos. El estilo de competición está cada vez más extendido, diseñando problemas o rompecabezas.

También resultan una zona segura para los niños en medio de la jungla urbana. Un lugar donde jugar libremente, relacionarse con otros niños y entrenar divirtiéndose, mientras se desarrollan como escaladores.

Esta modalidad es perfecta para la escalada de niños, ya que es una zona segura en la que jugar libremente y de forma segura, se relacionan con otros niños y entrenar divirtiéndose, mientras se desarrollan como escaladores.

Estos son los tipos de escalada que encontramos en función de dónde se realicen. Desde Masia Tous te animamos a que te inicies en este maravilloso deporte en nuestro centro de escalada. Estamos a tu disposición para que disfrutes de cada ascenso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by